Inicio » Blog » Artículos » ¿Mi Web en Flash? ¡Ni de broma!

¿Mi Web en Flash? ¡Ni de broma!

Este es un tema que se ha discutido de manera interminable en infinidad de foros, se ha explicado hasta la saciedad, se han escrito libros sobre el tema (la primera alerta importante sobre los problemas de usabilidad de Flash la dio Jakob Nielsen ya en el año 2000). Pero hay diseñadores y empresas que siguen construyendo webs, incluso tiendas online, completamente en Flash. Así que vamos a intentar que, al menos quien lea este artículo, sepa cuál es el problema y no se deje engañar.

Tesis: el diseño de sitios web completamente en Flash es un error tecnológico que causa un gran perjuicio al cliente. Excepto en un par de situaciones muy concretas (que no son su web, precisamente), es tan equivocado como hacer todas las páginas en JPG o en un applet Java (dos técnicas que se han utilizado brevemente).

Es más: si hay diseñadores que siguen haciendo webs en Flash, es por ignorancia (¿y qué clase de profesional ignora para qué sirven sus herramientas de trabajo?) o porque prefieren sacrificar el interés de su cliente a cambio de satisfacer su propio orgullo como creativos (¿y qué clase de profesional hace esto?).

Repito: Flash no sirve para construir webs, y quien lo hace no es un buen profesional. Y no es algo que se pueda discutir, los argumentos son más que sólidos – ahora vamos a verlos.

1) Una web hecha en Flash no se puede imprimir. No tiene páginas, puede hacer una captura de pantalla e imprimirla, pero eso es una foto, no puede imprimir texto como se supone que debe poder hacerlo.

2) Una web hecha en Flash no permite copiar texto. ¿Y por qué querría que se pueda copiar el texto de su web? Alguien puede copiar el teléfono o el email para guardarlo en una agenda. Copiar la dirección para ponerla en Google Maps y ver cómo llegar. Mandar el título de un producto a un compañero. Todo esto no se puede hacer si le construyen la web en Flash.

3) Una web en Flash no permite guardar bookmarks (puntos de libro) a contenidos internos. Como no hay páginas, todo está contenido en una sola aplicación Flash, hay una sola dirección, la de la portada. No se puede guardar la dirección de un producto o servicio determinado.

4) Una web en Flash no se indexa en buscadores. Técnicamente lo podrían hacer, pero no lo hacen, lo que para el caso es lo mismo: si le montan la web en Flash, no aparecerá en Google. 

Punto.

5) Con una web en Flash, no se pueden poner enlaces a páginas internas, con lo que no puede hacer un link building decente, solamente le pueden poner enlaces a la portada.

Juntando los puntos 4 y 5, resulta que no se puede hacer SEO sobre una web hecha en Flash. La única opción que tendrá siempre para conseguir tráfico de Google, será pagando Adwords. Para siempre (mientras tenga esta web).

6) Hay usuarios que no pueden ver Flash. Lo tienen la mayoría de PCs y portátiles, pero no en los teléfonos modernos (que cada vez navegan más por Internet) ni en otros tipos de equipo. Una web hecha en Flash está ignorando un porcentaje creciente de usuarios.

7) Flash es un sistema cerrado. Para cualquier modificación, va a necesitar el soporte de la empresa que lo ha programado. Usted no puede entrar en la web y modificar un texto, añadir una página o cambiar una imagen. Y si su proveedor le entrega la web funcionando pero no las fuentes, está listo… ni siquiera podrá contratar a otro diseñador para que le haga cambios.

Por supuesto, todos estos puntos admiten discusión – en teoría. Hay excepciones, muy contadas, y no hay ninguna web hecha en Flash que sea la excepción a los 7 puntos. Y por supuesto que no será la suya.

Excepciones

Como he dicho, hay al menos dos excepciones a esta afirmación, dos casos en los que sí está justificado usar Flash, y donde estos problemas no son un inconveniente.

1) En el portfolio online de diseñadores (no el de otros artistas). Cuando se trata de hacer un alarde de creatividad, las capacidades de Flash pueden ser interesantes. Aunque sigue siendo mejor construirla en HTML, aquí puede estar justificado.

2) En webs donde la base es la interactividad y lo importante es el resultado final – típicamente, microwebs de personalización de productos: diseño online de decoración de interiores, zapatillas de deporte personalizadas, este tipo de aplicaciones. Es más difícil hacerlas con HTML + Ajax, y no tiene demasiado sentido imprimir o guardar bookmarks a contenidos internos.

Usos adecuados de Flash

Que no sirva para construir webs completas, no significa que sea malo: Flash es fantástico para las aplicaciones para las que realmente sirve. Puede dar una interactividad y grafismo que sería difícil o imposible sin usar Flash. Pero siempre debe ser parte del contenido, parte de una página construida con tecnologías web abiertas (HTML, CSS, Ajax).

Conclusión

Si tiene que hacerse una web, mire dónde hacerla, que gráficamente sea buena, que la empresa sea profesional, hágala donde le den garantías… pero no deje que se la hagan en Flash.

Y ya de paso…

No deje tampoco que le hagan una introducción en Flash, ni que le pongan una página de selección de idioma, ni que le pongan música. Pero de esto hablaremos otro día.

Actualización 2/12/2010

Las webs hechas en Flash no se muestran en Google Instant Previews, mientras que las demás (las de sus competidores) se ven estupendamente, llevándose su tráfico. Vea más detalles en el post Una oportunidad en forma de Google Instant Previews.

Palabras clave :

Categorías:

Contenidos
Facebook
Marketing
Página Web
Posicionamiento
Redes Sociales

Las más leidas