01

DIC, 2016

La revolución de los medios y las redes sociales han permitido que las personas estén más conectadas. Esta característica es aprovechada por las empresas pues mejoran la interacción con su público, esta misma evolución ha permitido que se desarrollen una mayor cantidad de tendencias o modas pasajeras con mayor rapidez.

 

Una moda pasajera o tendencia puede surgir por sí sola o ser creada como parte de una estrategia de marketing, desarrollada con la finalidad de generar nuevas necesidades. Son las personas quienes en primer lugar aceptan una moda y luego la adoptan, y la convierten en un fenómeno exitoso, con gran repercusión en  diferentes grupos sociales. 

 

En este sentido no es importante buscar el origen de las tendencias, sino saber aprovechar las oportunidades que nos brindan en el momento, utilizando los aspectos positivos de estas para generar mayor interés en los consumidores.

 

Un ejemplo  es lo sucedido con el juego de realidad aumentada, Pokémon Go, que en un inicio tuvo una gran aceptación en el público y contó con bastante popularidad, pero que, tras pasar unos meses, disminuyó de manera significativa el número de personas que utilizan esta app.

 

Pokemon Go fue en su momento una gran oportunidad tanto para mypes como grandes empresas, pues presenta muchas características que convirtieron al juego en toda una tendencia, como la conexión emocional con los usuarios, elementos sociales que permiten la interacción, la visibilidad de los jugadores caminando en todos lados, con la finalidad de ampliar su colección virtual, lo que permitió a muchos negocios aprovechar todos estos aspectos.

 

Es importante por ello saber aprovechar las oportunidades en su mayor momento de apogeo, y una vez que la popularidad vaya en decadencia, tenemos que saber en qué momento dejar ir la tendencia y estar al tanto de las nuevas modas a nuestro alrededor.

 

Fuente: Puromarketing.com

Noticias realacionadas