Inicio » Blog » Tips » ¡No poner música automáticamente en la web!

¡No poner música automáticamente en la web!

¿Por qué no es recomendable usar música en nuestro sitio web?

Con frecuencia vemos diseños web aberrantes, cosas que no deberían haber surgido, y también prácticas funestas. Muchos de esos trabajos se han realizado por diseñadores que, evidentemente, no conocen su disciplina. Y lo peor, los clientes no tienen los elementos para detectar esas prácticas y suelen quedar satisfechos con un mal trabajo.

 

Algunas de esas prácticas tienen el potencial de hacer daño a la empresa que las usa. El usuario sigue un enlace a una nueva web y nada más al ingresar se conectan los altavoces con un tema de Bon Jovi o Daddy Yankee.

 

Esta es una de las prácticas más odiadas. Veamos:

 

1) Un ordenador suele funcionar para trabajo u ocio. En cualquier modo, el usuario tiene un control completo sobre su entorno: decide si quiere trabajar en silencio, oír música, leer noticias o ver una película. Puede estar concentrado en una actividad compleja.

 

Poner una música automáticamente es una completa intrusión. El usuario no ha pedido esa música, cuando tiene todos los recursos para oír lo que quiera. Le puede romper la concentración. 

Es presuntuoso asumir que al usuario le va a gustar que le pongan música sin avisar.

 

2) Desde que lo inventó Opera, los navegadores han incorporado las pestañas, con las cuales el usuario puede visitar varias webs al mismo tiempo. Es frecuente que abra varias pestañas al mismo tiempo. El problema es obvio: muchas páginas, una música, y el usuario tiene que correr a ver cuál es la maldita web que ha enchufado la musiquita.

 

3) Su web es fundamental en su imagen, y la música que elige dice mucho. ¿Realmente quiere que se asocie su empresa con esa música? ¿Realmente cree que sus clientes apreciarán su elección? ¿Está dispuesto a arriesgar sus ventas porque a los clientes no les guste la música?

 

4) No poder parar rápidamente la música puede ser más grave. Al diseñador se le puede haber escapado la posibilidad de que el usuario no quiera oír la música, y no haya puesto opción para apagarla. O que el control esté en un rincón, y el usuario no lo encuentre.

 

Suponga que su potencial cliente está oyendo su disco preferido, y tiene que cerrar todo el sonido porque no puede parar la música de su web. ¿Cree que va a estar contento y dispuesto a comprar?

 

¿Jamás poner música?

 

Podría darse en la web de un grupo musical, de un sello discográfico, una emisora de radio. Pero, incluso en estos casos no es recomendable.

 

Esto surge debido a que un gran número de diseñadores se sienten a la moda usando un truco sencillo. Para hacer un diseño que parezca moderno, es más fácil poner música, animaciones y efectos que trabajar en el diseño gráfico. Hay falta de profesionalidad del diseñador, que se aprovecha del desconocimiento de su cliente.

Palabras clave :

Categorías:

Contenidos
Facebook
Marketing
Página Web
Posicionamiento
Redes Sociales

Las más leidas